lunes, 2 de agosto de 2010

Nuestra miel


México es productor de una de las mieles de mejor calidad y más cotizadas en el mundo; cifras preliminares indican que en 2009 los apicultores mexicanos habrían exportado casi 26 mil toneladas, con un valor de 77.6 millones de dólares. La miel de abeja mexicana mantuvo su ritmo de ventas al exterior, a pesar de los efectos de los fenómenos climatológicos que se han registrado en los últimos años y que han impactado la producción en distintas partes del mundo. México ocupa el sexto lugar como productor y mantiene el tercero como exportador, en beneficio de más de 42 mil apicultores y sus familias, quienes trabajan 1.9 millones de colmenas.

Actualmente, la apicultura nacional constituye una gran industria, al ubicarse entre los tres primeros lugares del subsector pecuario como generadora de divisas con un valor promedio en sus exportaciones de 51.8 millones de dólares, por el envío de más de 24 mil toneladas al año. Cifras preliminares indican que en 2009, año que registró una producción nacional de casi 53 mil toneladas de miel, los apicultores mexicanos habrían exportado casi 26 mil toneladas, con un valor de 77.6 millones de dólares. Los principales destino de este producto son Alemania, Gran Bretaña, Arabia Saudita, Suiza, Estados Unidos y Japón.

Existen apoyos para productores organizados que varían en diferentes esquemas de apoyo para la modernización y equipamiento de su infraestructura de extracción y envasado de miel. Acompañadas de la promoción de esquemas de producción y certificación de miel orgánica y otras con valor agregado, como la miel con denominación de origen y marcas colectivas para atender las demandas de consumidores cada vez más exigentes en el mercado nacional e internacional.

La SAGARPA lleva a cabo acciones para lograr el ordenamiento apícola, con la aplicación de tecnología para identificar las colmenas y contar con un padrón ganadero nacional, en donde la apicultura juega un papel preponderante. Sin olvidar que el sector necesita, una suma de esfuerzos para fortalecer su capacidad emprendedora y obtener más ventajas competitivas en el mercado.

Un punto al que poca gente toma importancia y que está siendo determinante para esta actividad es el cambio climático, como condicionante de producción. El panorama de la apicultura mundial ha sido difícil por las condiciones desfavorables que en términos de clima que se han presentado en Asia, Europa y América. Las abejas juegan un papel muy importante en el proceso de la polinización, lo que contribuye a la producción de alimentos y a conservar la biodiversidad.

Existe otra variante del tema que ha dado de que hablar, en términos de más optimismo; la demanda de miel de abeja orgánica está creciendo de manera significativa en el mercado internacional, especialmente por su alta calidad certificada y porque se produce al margen de cualquier contaminante químico. El año pasado, los apicultores mexicanos reportaron una producción de miel de abeja orgánica superior a las mil 300 toneladas en los estados de Oaxaca, Chiapas, Yucatán, Quintana Roo, Zacatecas, Jalisco, Campeche y Morelos.

La Sociedad Cooperativa Miel Mexicana Volcán Popocatépetl, cuenta con 84 productores socios y exportaron el año pasado 500 toneladas de miel orgánica floral certificada a los países de Alemania, Suiza, Bélgica, Francia, Italia, Austria, Japón y Estados Unidos, y esperan llegar en 2013 a disponer de una oferta exportable de mil toneladas. Una muestra de la organización y el éxito que se ha tenido en este campo.
La miel orgánica tiene un sobreprecio en el mercado internacional de hasta el 30 por ciento sobre la miel convencional, esta situación ha permitido que cada vez más una importante cantidad de familias se dediquen a esta actividad, la que hasta el momento genera más de cuatro mil empleos indirectos en los municipios de Yecapixtla y Ocuituco, Morelos. La generación de divisas por exportaciones es de 1.8 millones de dólares anuales. Espero algún día poder escribir sobre un caso de éxito de esta magnitud en nuestro estado, que tiene un sinfín de potencialidades.

La “Cooperativa Miel Mexicana Volcán Popocatépetl“ ha recibido diversos premios a lo largo de sus 14 años de existencia, está integrada por mujeres, jóvenes, adultos de la tercera edad de escasos recursos, quienes están trabajando para obtener la Certificación ISO 22000 y la Kosher 2011 que facilite la introducción de sus productos a nuevos mercados de Israel y Emiratos Árabes. Los socios se han empeñado en capacitarse, certificarse, cuidar los procesos de producción de los nueve tipos de miel que comercializan y equipar con tecnología su planta de extracción, con la finalidad de maximizar el rendimiento de su empresa y el desarrollo sustentable en la Región, hechos que por ende representan una mejor calidad de vida para sus habitantes. Para esta cooperativa es importante mantener un modelo de empresa exitosa, que sea repetible, transferible y expansible, cuyos valores la conduzcan a trabajar en la generación de fuentes de empleo, así como del mejoramiento del entorno social, económico y ambiental.

Publicación Semanario El Agropecuario. L.A.N.I. Marisol Juárez Rueda. Julio 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario